Emprendedores 2019


Hugo Loaiza Villarroel & Paola Ríos Rosas

FERRETERIA HOFFMANN: FAMILIA DE EMPRENDEDORES
Contrario a lo que muchos podrían creer, emprender un negocio con tu pareja trae consigo más ventajas que inconvenientes. Así lo entienden y ponen en práctica a diario Hugo Loaiza y Paola Ríos, jóvenes empresarios, que en sólo seis años de casados han debido tomar importantes decisiones para velar por el buen desarrollo de su proyecto de vida.

Colón 364, San Pablo

+569 934 67 126

ferreteriahoffmannsanpablo@gmail.com

 

Contrario a lo que muchos podrían creer, emprender un negocio con tu pareja trae consigo más ventajas que inconvenientes. Así lo entienden y ponen en práctica a diario Hugo Loaiza y Paola Ríos, jóvenes empresarios, que en sólo seis años de casados han debido tomar importantes decisiones para velar por el buen desarrollo de su proyecto de vida. Es que mientras ella, nacida en Osorno, debió abandonar sus estudios para criar a Belén, la mayor de sus hijos; él, en tanto, oriundo de Rupanco, tomó la drástica decisión de renunciar a su carrera militar como miembro de la Armada y que lo tuvo destinado en la patrullera LSG Corral, perteneciente a la Gobernación Marítima de Valdivia, ciudad donde comenzaron a vivir juntos como familia. “Te puedo confesar que no llevábamos ni una semana viviendo juntos, cuando me tocó salir de patrullaje durante casi un mes y medio. Cuando eres soltero no hay ningún problema pero cuando tienes familia alejarte de ellos duele demasiado”, dice con serenidad mientras dirige su mirada a su pequeño hijo Lizardo de tan sólo dos años. Pero rápidamente se concentra en relatar lo que hoy día los mantiene ocupados y entretenidos, la Ferretería Hoffmann, un emprendimiento que decidieron comenzar en la localidad de San Pablo, ubicada casi equidistante a Río Bueno y Osorno. Tenemos mucha confianza en el trabajo que estamos realizando y al mismo tiempo, reconocemos que no somos de esos que le dan una y mil vueltas a un asunto, muy por el contrario, con una claridad envidiable dicen: “lo que se piensa, se hace”. Desde hace cuatro años armaron su propia ferretería, a la que bautizaron como “Ferretería Hoffmann” en acuerdo con su padrino Gonzalo Villarroel –también ferretero- pero de la ciudad de Río Bueno, quien utiliza para su negocio el mismo nombre. JUNTOS TODO SE HACE MÁS FÁCIL Un aspecto clave en el desarrollo del negocio es que han podido estar juntos y no perder de vista ninguna de las etapas de crecimiento de sus hijos, a lo que asignan un valor inconmensurable. “Con esa tranquilidad nos atrevimos a dar el paso y los resultados no se han hecho esperar” –cuenta– recordando que después de tres años de haber abierto la ferretería, pudieron adquirir un terreno donde finalmente levantaron su propio establecimiento, un local de 284m2 que exhibe un nutrido stock de productos para la construcción, agricultura y mecánica, destacando su fábrica de ventanas en PVC, enfatiza, Hugo. Cabe mencionar que actualmente se encuentran en trabajo de ampliación para construir una bodega de almacenamiento de materiales de construcción. La pareja advierte que el rubro ferretero es complejo y para diferenciarse de los demás deben otorgar un servicio de acuerdo a las exigencias de los clientes, establecer un horario de atención a público y respetarlo es fundamental para el éxito de un negocio. “Siempre escuchamos que en San Pablo faltaba comercio o que los negocios existentes no asumían su trabajo con dedicación. Si bien tenían un horario pocas veces lo respetaban y terminaban abriendo más tarde de lo que decían o, simplemente, cerrando antes. Ahí marcamos la diferencia nosotros”, comenta Paola. Otro aspecto que destaca Hugo es la atención que los caracteriza. “Como dueños del negocio nos preocupamos de atender bien a nuestros clientes porque queremos que vuelvan y se vayan felices al recibir una atención personalizada que siempre les entrega algo más”. Inaugurar prontamente la nueva bodega y brindar el servicio de despacho a domicilio, son algunos de los desafíos futuros que se impone este matrimonio de emprendedores, quienes sueñan en convertir su negocio en la mejor ferretería de San Pablo. HORARIO DE ATENCIÓN: Lunes a viernes 8:30 a 19:00 hrs. Sábado 8:30 a 18:00 hrs. Domingos y festivos 9:30 a 14:00 hrs.