Emprendedores 2019


Marco Antonio Antilef Bravo

PROYECTO TINAJAS LOS VOLCANES: CONFORT Y CALIDEZ A TODA PRUEBA
El confort y relajo son privilegios que todo ser humano debiese tener en su vida, las formas de relajarse y renovar energías en este mundo tan agitado que vivimos son diversas.

Villa Buenaventura- Km 14 - Ruta 5 Sur - Sector Casa de Lata

+569 573 58 408

marco197827@hotmail.com

   

Tinajas los Volcanes es un proyecto que apunta a mejorar la calidad de vida de las personas, asegurando momentos inolvidables y de gran placer, tras sumergirnos en una tina de agua caliente rodeados de nobles maderas y los más leales materiales. Este maravilloso emprendimiento, nació gracias, a la motivación e inquietud incesante de Marco Antonio Antilef Bravo, joven emprendedor osornino de cuarenta años, que buscó su oficio hasta encontrarlo. La vida de Marco Antonio Antilef ha sido de altos y bajos, como la mayoría de las personas y emprendedores. Desde temprana edad demostró ser inquieto, no obstante, su máxima virtud ha sido la perseverancia por lograr sus objetivos. Al salir de cuarto medio, Marco Antonio, postuló a la escuela de Policía de investigaciones de Chile en dos oportunidades, no obteniendo buenos resultados, por tanto, un tío le recomendó postular a la Escuela de Carabineros, entidad donde finalmente Marco Antonio se mantuvo por 6 años, pero donde debió retirarse, ya que no era lo que precisamente quería. Tras la búsqueda constante de su profesión y ocupación laboral, Marco Antonio tuvo la idea de instalar una casa comercial de vestuario y zapatos en la ciudad de Temuco -similar a casa Imperio de Osorno- proyecto que no permaneció en el tiempo, por significarle altos costos de arriendo y personal. No bajando los brazos retorna a Osorno para instalarse con un pub en el pasaje Vásquez en pleno centro de la ciudad, rubro que señaló ser interesante pero muy desgastaste por los horarios de funcionamiento. Es así como se decide trabajar de forma dependiente, encontrando trabajo como Ejecutivo de Ventas de la empresa Entel “en una salida a terreno a San Juan de la Costa, en misión de instalación de cable vimos a una persona bañándose en una tinaja en el patio de la casa, junto a mi colega nunca habíamos visto una, nos llamaba la atención el vapor que salía de ésta y la cara de serenidad y relajo que tenía la persona que estaba sumergida en el agua”, comenta, señalando que enseguida preguntó a la trabajadora del hogar, quien le indicó que era una tinaja. El click fue en ese momento para Marco Antonio, ya que rápidamente comenzó a indagar de la curiosa tina que sus ojos vislumbraron. De esta manera buscó a través de distintas redes sociales maestros que supieran confeccionar tinajas, teniendo malos resultados en el principio, debido a que la mayoría se dedican a la carpintería de obras mayores en volumen y escala. Al Transcurrir los días, se ofreció un maestro carpintero que aceptó el desafío de confeccionar las tinajas, Marco Antonio no dudó en contratarlo y así comenzaron la aventura, confeccionándolas en su hogar ubicado en sector Buenaventura, Casa de Lata, provincia de Osorno. Además, este emprendedor cuenta con un quincho acondicionado para arrendar. “El tiempo para confeccionar las primera tinajas fue entre cinco y siete días, pero al transcurrir el tiempo fue más rápida la confección -entre dos a tres-, los cortes y el armado son lo que más tiempo conlleva”, menciona Marco Antonio, asegurando que las tinajas son de madera nativa de Ciprés de las Guaitecas, conseguidas en la ciudad de Valdivia, madera noble de máxima duración comparada con el Pino Oregón, enfatiza. Existen tinajas de 1500 litros de agua que son diseñadas para cuatro personas, mientras que también esta disponible la de 2300 litros para seis personas. Su diseño consta de una estufa a leña protegida por pared de madera (muro), escalera, asientos y portavasos para disfrutar de una exquisita bebida mientras las personas están sentadas relajadas. Y para los gustos más sofisticados se encuentran las tinajas con hidromasaje especiales para aquellos que sufren de dolores musculares y de huesos. Para Marco Antonio este emprendimiento es solo el comienzo, ya que pretende a futuro instalarse con un restaurant que ofrezca carnes con parrilleros a la vista, poniendo en énfasis lo natural y rústico.