Emprendedores 2019


Elías Guzmán Darrouy & Héctor Guzmán Aguayo

LA RENOVADA APUESTA DE UN TRADICIONAL LOCAL OSORNINO
Restaurante, Panadería & Pastelería MIGAS enfrenta una nueva etapa de la mano de Elías Guzmán y su padre Héctor Guzmán, actuales propietarios.

Freire 584, Osorno

+56 9 667 69 736

info@migasosorno.cl

   

Una apuesta ganadora es la que desarrolla desde mediados del año pasado Elías Guzmán Darrouy, joven emprendedor que, a mediados de 2018, adquirió la Cafetería & Pastelería MIGAS, heredando con ello a una importante clientela que durante cuarenta años ha preferido su servicio y atención en un pequeño local ubicado en calle Freire, a pocos pasos de la transitada calle Ramírez, la principal arteria comercial de la ciudad de Osorno. Y es ahí donde a diario se encuentra este futuro ingeniero civil industrial, que mientras prepara su examen de grado se aboca también a dar rienda suelta a su faceta de hombre de negocios, heredada de su padre, don Héctor Guzmán. Hoy día, sin embargo, MIGAS no sólo es cafetería y pastelería, ya que en un año han agregado valor incorporando el rubro panadería y servicio de colaciones, lo que nos cuentan ha sido un gran acierto al convertirse en una alternativa competitiva en precio y calidad para quienes buscan quedarse en el sector centro y no regresar a sus domicilios en los horarios de colación y con los ahorros de tiempo que ello acarrea. “Como buen ajedrecista ha sido una estrategia que ha dado resultados y eso me deja muy conforme”, cuenta Elías, quien enfatiza que tampoco es fácil lidiar con la reputación que puede tener un determinado establecimiento. “Afortunadamente MIGAS tenía buena fama y nosotros hemos sabido mantenerla, mejorando aquellos aspectos donde flaqueaba o simplemente desmarcándonos de alguna característica indeseable. Pero también hemos incorporado otras áreas nuevas al negocio y que nuestra clientela ha sabido reconocer”, cuenta el emprendedor y que no duda en agradecer el apoyo que le ha brindado su padre para llevar por buen camino este negocio. Los cambios han venido también de la mano de arreglos estructurales, tanto para habilitar la panadería como un comedor más amplio para brindar el servicio de colaciones, habilitando para esto último el segundo piso que acoge fácilmente a unas 40 personas cómodamente sentadas. Y a la hora de destacar alguna preparación, o como se dice, nombrar los “caballitos de batalla” del MIGAS no dudan en mencionar a las siempre populares empanadas de carne picada y al apetecido pastel de choclo, el cual se encuentra disponible todos los días del año. CON ÉNFASIS EN LOS COLABORADORES Un aspecto que destaca Elías Guzmán es la relación y afiatamiento con su equipo de colaboradores. “Cuando llegamos conversamos con todos los trabajadores para exponerles los desafíos que teníamos como nuevos propietarios del negocio. Creo que la claridad genera confianzas, lo que ha sido fundamental para mantener prácticamente el mismo equipo de trabajo”. Y si de trazar nuevos objetivos se trata, este emprendedor no duda en destacar una serie de desafíos a corto y mediano plazo. Entre ellos, trasladar la panadería a un nuevo local y, a su vez, comenzar la elaboración de una línea de productos saludables y funcionales, abordando a consumidores diabéticos, celiacos y con vista futura a veganos. “Osorno aún no tiene un local que apunte a ese segmento de consumidores. La idea es seguir con nuestro público convencional pero sin dejar de lado a personas que por un tema de salud o simplemente por opción buscan una alimentación más saludable”, cuenta Elías.