Emprendedores 2019


René Magdalena Cárdenas

UN PIONERO DE LOS SERVICIOS DE TURISMO PARA EL SUR DEL PAÍS
Los rincones indómitos de la Carretera Austral, sus fiordos y glaciares, el deslumbrante archipiélago de las Guaitecas y la belleza inconmensurable del Parque Pumalín son algunos de los destinos que ofrece la Agencia de Turismo Osorno Chile Adventur que creó hace más de 20 años don René Magdalena Cárdenas, un visionario de la actividad turística de la zona sur.

Av. zenteno 1203, Osorno

+569 624 95 993

osaventur@gmail.com

 

Los rincones indómitos de la Carretera Austral, sus fiordos y glaciares, el deslumbrante archipiélago de las Guaitecas y la belleza inconmensurable del Parque Pumalín son algunos de los destinos que ofrece la Agencia de Turismo Osorno Chile Adventur que creó hace más de 20 años don René Magdalena Cárdenas, un visionario de la actividad turística de la zona sur. Próximo a cumplir 90 años de edad, don René Magdalena Cárdenas acumula una vasta trayectoria respecto a lo que significa satisfacer las altas exigencias de turistas nacionales y extranjeros que llegan a recorrer la zona sur del país. Es que don René, es voz autorizada para abordar las distintas aristas de esta actividad que está llamada a convertirse en uno de los principales motores de desarrollo económico para el país. Según nos cuenta, sus inicios se remontan al año 1996 cuando decide emprender en la actividad turística, abarcando desde la llamada puerta de entrada a la Patagonia chilena -nombre que estratégicamente se le asigna a la provincia de Osorno- hasta el extremo sur del país, zona que conoció durante una década mientras se desempeñó como técnico agrícola en la Estancia San Gregorio, ubicada al norte de Punta Arenas. Sus desafíos laborales lo llevaron también hasta la región de Coquimbo, asumiendo la administración de un campo en Los Vilos, conociendo los atractivos de la zona norte del país, hasta que decide trasladarse a Osorno, donde adquiere un campo y monta su propia lechería que explota hasta mediados de los noventa. Fue aquí donde contrae matrimonio con doña María Gloria Palacios Burgos, su esposa durante 50 años, y con quien tuvo dos hijos: Pilar Rocío y Andrés, los que han incrementado la familia con nietos y una bisnieta. Si bien la lechería anduvo bien, la continuidad de la explotación se vio truncada al no vislumbrarse una continuidad familiar del negocio, decidiendo entonces vender la unidad productiva y trasladarse a la ciudad, capitalizando su patrimonio en diferentes propiedades. “Siempre me gustó viajar, conocer diferentes lugares y como tenía habilidades para interactuar con otras personas decidí dedicarme a la promoción turística como tour operador”, confiesa, aunque reconoce que por esos años ese concepto aún estaba “en pañales” en nuestro país. Un impulso importante para dedicarse de lleno a esta actividad provino de un amigo, que lo contactó para que armara un itinerario de viaje para un grupo de personas que querían conocer la Carretera Austral…y así partió. “Agarré un mapa y definí una ruta, que incluyera hermosos y atractivos lugares que visitar pero que también fueran de fácil acceso y con lugares próximos que ofrecieran servicios de alojamiento y alimentación. Primero viajé sólo, como una suerte de avanzada, eligiendo hoteles y restaurantes, desechando otros, hasta que tuve todo listo para recibir a los turistas”, recuerda con entusiasmo. Aquella ruta comenzó en Puerto Montt, zarpando en barco con destino a Chaitén. Desde allí, por la carretera Austral siguieron hasta Puyuhuapi y Coyhaique, hasta llegar al ventisquero Qeulat. La travesía prosiguió hasta Puerto Ibáñez, atravesando el lago General Carrera hasta Chile Chico, arribando a caleta Tortel y terminar en Villa O`Higgins. Era una travesía de 16 días. Hoy día, se han sumado nuevos lugares, como Hornopirén, las piscinas de Llancahué, las termas de Pichicolo, el fiordo Comau, Caleta Gonzalo, el Parque Pumalín, Puerto Gala, entre otros, aunque ahora en una travesía de ocho días. A juicio de don René la oferta y la calidad de los servicios turísticos siempre han sido de excelencia, aunque hoy día ha incrementado los estándares de calidad, posicionando a nuestro país como un destino privilegiado, sobre todo, por turistas extranjeros, provenientes de Alemania, Holanda, Inglaterra, Francia, entre otros, valiéndose de la ayuda de traductores y recogiendo siempre la opinión de los turistas para ir mejorando cada vez más el servicio y asegurar de esta manera la mejor calidad. Hoy día, su hijo Andrés maneja la empresa, dándole un renovado impulso al negocio familiar con travesías más allá de nuestras fronteras, específicamente a la Patagonia Argentina, realizando viajes a Puerto Madryn, a orillas del Atlántico, para observar y disfrutar las migraciones de las Ballenas Franca, visita a las pingüineras de Punta Tombo, observación de elefantes marinos en Punta Delgada, visita a museo paleontológico de Trelew y disfrutar de un rico té inglés en la Colonia Galesa de Gaimán. Actualmente Andrés Magdalena incorporó una nueva flota de buses de última generación a la agencia de turismo, brindando una imagen moderna y audaz de acuerdo a las exigencias del mercado. A lo largo de su trayectoria, don René ha asumido también un rol gremial como uno de los directores de la Cámara de Turismo de Osorno, lo que le da autoridad para plantear que a nuestro país aún le falta explotar el potencial turístico, lo que permitiría atender a un mayor flujo de visitantes. “Sólo hay que atreverse a dar el paso”, dice.