Emprendedores 2019


Catalina Droguett Carrasco

COMPROMETIDA CON UNA VISIÓN INTEGRAL DE LA SALUD HUMANA
A través de la Osteopatía, una terapia que busca corregir el funcionamiento Biomecánico del cuerpo, la kinesióloga Catalina Droguett busca diferenciarse en este ámbito de la Salud.

Centro Médico Los Lagos, Hermanos Philippi 1496, Osorno

64 2 211444

cmloslagos@gmail.com

Actualmente existen diversos tipos de terapias que pueden ayudar a disminuir la sintomatología provocada por una Hernia de Núcleo Pulposo (HNP) e, incluso, ayudar a su rehabilitación sin tener que entrar a pabellón, lo que suele provocar más complicaciones de las ya existentes. Es esta una de las principales razones del surgimiento de la Osteopatía, una carrera profesional, una especialidad, que es definida a partir de tres grandes disciplinas: ciencia, filosofía y arte. Así señala Catalina Droguett Carrasco, kinesióloga de profesión que hoy día busca adquirir las competencias necesarias para brindar una alternativa eficaz en la búsqueda del bienestar físico de sus pacientes que a diario atiende en el Centro Médico Los Lagos. “La Osteopatía es ciencia porque su práctica se basa en el estudio de las ciencias de la salud, donde a partir del reestudio de la anatomía y de la fisiología humana surge un método basado en tratar la disfunción primaria a través de una completa evaluación tratando a cada paciente de forma única y especifica. Es filosofía porque su forma de enfocar los tratamientos se basan en disminuir la sintomatología y hallar el motivo que la ocasiona para intentar eliminarla. Y es arte porque los resultados del diagnóstico y tratamiento Osteopático son producto de la destreza del Osteópata, la que se adquiere a través de la práctica”, dice esta joven profesional titulada de la Universidad Santo Tomás. Se trata, en suma, de una disciplina surgida a partir de la kinesiología que, a través de una mirada más holística, realiza un mejor diagnóstico para buscar la causa de una dolencia que afecta a la salud del ser humano, debido a que con el tiempo los tejidos se van fibrosando y generan hipomovilidades, es decir, una visión que analiza los sucesos desde el punto de vista de la multiplicidad de interacciones de éste y que pueden originar las más diversas dolencias. Y es ahí donde Catalina, nacida en Santiago pero osornina por adopción, busca explorar una especialidad impartida por la Escuela de Osteopatía Madrid – Chile, la cual le permitirá abordar cualquier tipo de disfunción o restricción del movimiento, ya que tendrá las herramientas necesarias para diferenciar si el origen es postural, mecánico, visceral, metabólico, bacteriano etc. Determinando esto, se podrá realizar un correcto e integral abordaje manual. “Por este motivo el osteópata habla de hacer un ajuste, si se trata de una dolencia de origen articular; una manipulación o bombeo, si estamos frente a un problema visceral; o bien, un stretching muscular o estiramiento, para lograr la relajación o fortalecimiento de un determinado músculo”, comenta y destaca que la Osteopatía la descubrió gracias a la influencia de algunos de sus profesores que cursaban la carrera. “Una vez titulada decidí seguir estudiando donde obtuve el diplomado de Kinesiología musculo esquelético con aplicación clínica y el Diplomado de Fisiología del ejercicio de la Universidad Mayor. Pero quise vincularme más estrechamente con la osteopatía, ingresando a estudiar esta nueva carrera que me entregará las herramientas suficientes para ayudar a que muchas personas mejoren o den un paso significativo en su calidad de vida”, dice con absoluta convicción. La formación se otorga exclusivamente a profesionales con el título de kinesiólogo, los que ya han cursado 5 años de estudio para obtener el título. La formación de un osteópata requiere un mínimo de 5 años también, finalizando con una Tesis Doctoral. Catalina se declara como una mujer muy apasionada con su trabajo, al punto que además alterna sus consultas con clases de Gimnasia Laboral que imparte ya hace dos años en la planta Lechera de Prolesur Osorno, realizando las Pausas activas o Gimnasia laboral a todos los trabajadores del lugar, horas de manipulación en zona cervical y charlas educativas sobre alimentación saludable, estrés, importancia de la actividad física entre otros ámbitos. Pero eso no es todo. Gracias a que se desempeña en el Centro Médico Los Lagos, donde ejerce la kinesiología dedicada más al área de la traumatología con una orientación Osteopática, junto a su colega Juan Villagra, han podido desarrollar un estrecho trabajo en el área de prevención de lesiones en grupos de deportistas adolescentes del Saint Thomas College de la ciudad de Osorno, brindando mediante convenio atención kinésica a alumnos que participan en diferentes competencias y/o campeonatos. Los anhelos de Catalina son varios, pero sin duda el más importante es diferenciarse entre los kinesiólogos a través de su expertice, contribuyendo a que el enfoque Osteopático tenga cada día un mayor reconocimiento.